Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Una puerta, puede llegar a presentar múltiples inconvenientes en especial, porque estas presentan un uso continuo lo que ocasiona que sus materiales presenten desgaste, como también puede que estos nos ocasionen retrasos en nuestra rutina producto de nuestra misma conducta, tal es el caso, de que la puerta se cierre con la llave por dentro.
Esto sucede por el ritmo acelerado de vida que llevamos hoy en día, lo que ocasiona que la puerta sea cerrada de forma intempestiva, quedando la llave en su interior; pero ante este inconveniente no tienes de que preocuparte hoy te presentamos una serie de alternativas para que puedas abrirla con gran facilidad.
Como abrir una puerta con la llave del otro lado, de forma sencilla.
Lo primero que debes procurar es recordar si la llave quedo de forma recta o bien quedo doblada como si fuese a ser cerrada, ya que esto ye permitirá abrirla con mayor facilidad.
Si la puerta quedo con la llave recta, puedes tratarla de abrirla con una llave que ingrese por igual al cilindro, no necesariamente debe ser una copia de la llave de la cerradura, basta que la llave ajuste en el cilindro.
Hecho esto asegúrate de que la llave quede recta, luego procede con la ayuda de un martillo a ocasionar pequeños golpes que generaran que la otra llave ruede y caiga.
Para este proceso es necesario que sostengas la llave, y luego le generes los golpes con el martillo, asegúrate de que los golpes sean certeros pero no tan fuertes no vayas a ocasionar el error de que la llave se doble y luego te cueste extraerla del interior de la cerradura.
Puedes también ingresar una lámina de metal, en el interior de la cerradura con la finalidad de que puedas abrir la puerta, pero el truco está en que la lámina sea lo suficientemente delgada de modo tal que te permita abrir la puerta con gran facilidad. Recuerda que si bien la lámina debe ser delgada, además de ello debe ser dura, para que no se doblegue con los movimientos giratorios.
Recuerda que también puedes abrir la cerradura, con el mecanismo ablande, para esto necesitas colocar un poco de aceite dentro de la cerradura, y aguardar que este ruede a través del cilindro.
Luego procede a introducir una delgada lamina de metal, con la finalidad que puedas girar la misma, al principio puede que te resulte bastante complicado ya que el cilindro estará todo enceitado pero solamente requieres de tener fuerza y paciencia suficiente para lograrlo.
Recuerda que no solo lograras abrir la puerta, sino que además lograras hacer que la llave que esta por el lado anterior se caiga con gran facilidad.
En caso que tal también pueden abrir la puerta generando pequeños golpes sobre la cerradura, tal es el caso, de que tengas la llave a tu disposición.
Presta atención, vas a requerir de un trozo de madera y de un martillo, comenzarás a dar golpes distribuidos en toda la cerradura, inicia desde el inferior de la misma, afinca un poco más de fuerza en el centro de ésta, luego procede con mucho cuidado a ocasionarle golpes en la parte superior.
Con mucha tenacidad, asegúrate de que lo golpes sean justos y sin fuerza desmedida, notaras como la llave en pocos minutos caerá al piso.
Si todos los intentos resultan infructuoso no te preocupes nos queda como escapatoria, retirar la cerradura, para ello, es necesario que cuentes con un destornillador, y un martillo, ambas herramientas te ayudarán a retirar la cerradura con mucho cuidado de su espacio, y así podrás retirar la llave.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies