Seleccionar página

Recuerda que somos Cerrajeros
Si estás cansado de escuchar cuando tus puertas se abren o cierran seguro es porque las bisagras están en mal estado o les falta un poco de aceite o lubricante, por suerte puedes darle solución a este problema fácilmente desde casa haciendo abstracción de llamar a un experto o gastar mucho dinero.
Para engrasar, solo vas a necesitar un poco de aceite de alimentos o de auto si no tienes lubricante, sino en la tienda puedes conseguir un producto especial para hidratar las bisagras de las puertas y no tiene un costo muy elevado.
Limpia bien la bisagra con una toalla húmeda antes de aplicar el lubricante, a manera de retirar todo el polvo o suciedad que esta acumulada en la superficie. Luego aplica con una brocha o pincel un poco de lubricante en el eje de la bisagra, con cuidado de no manchar la puerta, deja que repose un momento y prueba abriendo y cerrando la puerta veras como el sonido desaparece y la puerta cierra con más facilidad.
Remover imperfecciones, a veces cuando pintamos las puertas manchamos las bisagras con pintura y se acumula hasta crear bultos o imperfecciones que no permiten que la puerta cierre correctamente, lo que ocasiona ese incomodo sonido.
Para ello toma una lija fina y retira el excedente de pintura de la bisagra o cualquier otra imperfección que tenga con cuidado de no dañar la estructura, retira el polvo con un paño húmedo y prueba la puerta.
Levantamiento de puertas, a veces ejercemos mucha presión en la puerta y la bisagra sede por lo que es necesario afirmarla nuevamente al marco para que la puerta no se arrastre.
En este caso será necesario remover la puerta e instalarla nuevamente para que quede bien fijada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies